Cursos MOOC: concepto, objetivo y consejos


Puede que hayas escuchado en múltiples ocasiones de personas que quieren hacer cursos MOOC. Aunque no es un término muy familiar aún, este tipo de cursos es cada vez más frecuente y necesario.

MOOC, por sus siglas en inglés, significa Massive Online Open Courses, lo que traducido sería Cursos online masivos y abiertos. Simplemente, los cursos MOOC son todos aquellos que se pueden hacer a distancia con un número indeterminado de participantes. El único requisito básico es contar con conexión a internet.

cursos mooc

¿Cómo deben ser los cursos MOOC online?

Aunque existe un sinnúmero de cursos que se pueden realizar online, no todos ellos cumplen las características de los cursos MOOC. En primer lugar, estos deben orientarse hacia un aprendizaje autónomo por parte de los estudiantes. De esta forma, ellos podrán acceder al material en sus distintas presentaciones para poder aprender y aplicar el contenido.

Además, los cursos MOOC no suelen tener límite de inscripciones: es común que las plazas sean ilimitadas. Por este motivo, los cursos MOOC pueden atraer a personas de los cinco continentes que deseen aumentar sus conocimientos sobre una materia específica.

Es muy importante tener en cuenta que todos los cursos MOOC se realizan a distancia, por lo que es indispensable conectarse en internet en cualquier dispositivo disponible. Incluso, algunas plataformas ofrecen aplicaciones desde las que se puede trabajar con facilidad. Sin embargo, aunque se pueda hacer el curso desde casa, el rigor deberá ser el mismo.

De igual forma, los materiales utilizados en los cursos MOOC suelen encontrarse fácilmente por internet.

  Es común muchas veces que el cobro del material esté incluido en la inscripción del curso.

¿Qué distingue a los cursos MOOC en comparación con los cursos e-learning?

Es comprensible que muchas personas no vean a simple vista las diferencias entre los cursos MOOC y los cursos de e-learning. Al fin y al cabo, ambos son cursos a distancia, impartidos por un profesor y con un material. Sin embargo, la diferencia principal radica en la forma y en el método.

Los cursos de e-learning se establecen en un entorno cerrado donde cualquier interacción está destinada a ser respondida por el profesor. Mientras tanto, en los cursos MOOC el entorno es abierto, y las interacciones se reparten más en forma de actividades que los participantes deberán realizar directamente en la plataforma.

Es muy común que sean gratuitos los cursos MOOC, pero es casi indispensable que los de e-learning sean de pago. Esto se traduce directamente en el número de participantes. Mientras en los cursos de e-learning el número de participantes es reducido para garantizar una mediana comprensión de lo señalado por el profesor, en los cursos MOOC pueden convivir miles de estudiantes. Esto hace que el conocimiento dependa más del esfuerzo individual.

El alto número de participantes hace que en los cursos MOOC, además de un profesor, se involucre gran parte de la comunidad docente. Esto es una clara diferencia con los cursos de e-learning, que dependen mayormente de los conocimientos del profesor.

A pesar de su configuración online, los cursos e-learning tienden a estar supeditados en el marco del calendario académico de una universidad o de otra institución. En cambio, los cursos MOOC suelen durar pocas semanas y la apertura de cursos es periódica.

Las herramientas para impartir el conocimiento en los cursos de e-learning suele restringirse a los foros de debate que se establezcan entre estudiantes y profesores. El conocimiento, en estos casos, surge de la discusión. Sin embargo, en los cursos MOOC son múltiples las alternativas que tienen los estudiantes, pues se fomenta la interacción y aplicación de contenidos en diversas formas, incluso, utilizando redes sociales.

Todas estas diferencias se traducen en algo muy importante: los cursos MOOC son para aprender. Entre sus objetivos no está la acreditación ni la evaluación formal, sino el desarrollo y la aplicación de un conocimiento específico.

Cursos MOOC: cómo son

Lo primero que debes hacer antes de inscribirte en alguno de los cursos MOOC es saber cómo son. En primer lugar, debes tener claro que en este tipo de cursos formativos lo importante no es una calificación alfanumérica, sino adquirir una habilidad o un nuevo conocimiento. Esto es lo que lo hace diferir de a estructura tradicional y por eso, muchas personas los han acogido con beneplácito.

Una de las mejores opciones para inscribirse en cualquiera de los cursos MOOC es a través de la web de Coursera, Esta es una de las mejores plataformas a nivel mundial y cuenta con el aval de decenas de universidades reconocidas.


web de coursera

En ella se deberá realizar el proceso de inscripción, y tras recibir el correo de confirmación, se podrá hacer uso de la plataforma.

curso mooc coursera

Si has querido hacer cualquiera de los cursos MOOC y no sabes cómo son, debes estar al tanto de que la información se distribuye en diferentes objetivos.

Los cursos suelen dividirse en contenidos, módulos y lecciones, que contarán cada uno con un material didáctico adecuado para desarrollar la temática. Uno de los métodos más comunes en los cursos MOOC son los vídeos de las diferentes lecciones, que se convertirán en la base de la información proporcionada.

Estos vídeos suelen ser complementados con un PDF donde se aborda la información teórica ahí expuesta, así como cualquier material complementario. Sobre la parte de la evaluación, durante todo el curso se suele fomentar la autoevaluación, a través de ejercicios como cuestionarios. Sin embargo, es frecuente que al finalizar el curso se realice un examen.

Las vías de comunicación entre el profesor y los estudiantes suelen ser correos electrónicos. Cada vez están más en boga diferentes foros y actividades de debate, que pueden ser evaluadas.

Aquí puedes ver todos los cursos gratuitos online y los cursos INEM ofrecidos este año 

Cursos MOOC: consejos

Entre los interesados en hacer cursos MOOC, los consejos son una de las peticiones más frecuentes. Esto se debe a que al ser un tipo de curso diferente al que suele hacerse, surgen muchas más dudas.

Es difícil desprenderse del método tradicional de enseñanza académica, donde se pretende calificar en una escala alfanumérica el conocimiento adquirido. Aunque se tenga consciencia de que un número no puede nunca medir el conocimiento, muchos se acostumbran, pues es el único método para hacerlo. Los cursos MOOC llegaron para cambiar esta realidad, pues están enfocados en el autoaprendizaje del estudiante.

  1. En los cursos MOOC, uno de los consejos importantes es que hay que poderse familiarizar con la plataforma electrónica. Aunque muchísimas personas no se manejen con soltura en internet, es imprescindible poder saber utilizar y aprovechar la plataforma, si se realizan cursos MOOC.
  2. Una vez habiéndose familiarizado con la estructura, el siguiente paso corresponde a la planificación. Los cursos MOOC tienen una gran cantidad de contenido, que deberás organizar y sistematizar para no desaprovecharlo. Enfoca tu planificación en los objetivos de la lección establecidos por el profesor, para que no te desvíes del tema principal a evaluar.
  3. El tiempo es el otro gran enemigo de las personas que no están acostumbradas a hacer un curso de este tipo. Los cursos suelen durar de 3 a 4 horas, o incluso, de 6 a 8 horas semanales. Por ese motivo, se recomienda dedicar un número de horas lectivas planificadas semanalmente, para poder reforzar los conocimientos. En los cursos MOOC, aprender depende de uno mismo.
  4. En la clasificación de la información, no todo es una planificación previa. Como en cualquier otro curso, es muy conveniente tomar notas, en digital o a mano. Además, deberás estar en un lugar tranquilo en el que te puedas concentrar sin mayores distracciones.
  5. Es importante que jerarquices tus intervenciones. Es esencial que puedas compartir tus dudas, reflexiones o incluso críticas con el profesor y los diferentes compañeros. Pero debes recordar que en los cursos MOOC pueden estar inscritos miles de estudiantes, por lo que responder a todos sería un imposible. Trata de no desviarte de tu objetivo principal.
    • En aras de que tus intervenciones sean tomadas en cuenta por el gran número de participantes que tienen los cursos MOOC, es recomendable que no superen las 250 palabras. De igual forma, consulta antes en los hilos existentes para saber si tu duda no fue aclarada. Puedes colocar títulos descriptivos para llamar la atención, incluso con preguntas. Trata de no quedarte con las dudas.
  6. Las relaciones también son importantes. El alto número de estudiantes no te impide contactar con aquellos que compartan intereses y objetivos contigo. Es por eso que sería muy oportuno crear grupos de debate con ellos, dentro o fuera de la plataforma ofrecida por los cursos MOOC, para sostener un mejor intercambio de ideas.
  7. Aunque los cursos MOOC son de autoaprendizaje, es bueno que mantengas el contenido al día para las evaluaciones semanales, que suelen ser de tipo cuestionario al final de cada semana. El examen final requerirá de más preparación.

Al final del día, lo importante es que aprendas. Los cursos MOOC son una gran alternativa para aprender fácilmente. Con planificación y la justa dedicación, podrás aplicar el contenido en tu vida cotidiana o laboral en muy poco tiempo.

Cursos MOOC: finalidad

Los cursos MOOC tienen por finalidad la formación de una persona sobre determinado contenido. Para lograrlo, los facilitadores y preparadores de los cursos MOOC le proporcionarán a los estudiantes diferentes videos y cuestionarios con los que puedan aumentar y evaluar sus conocimientos.

De igual forma, estos se toman muy en serio la interacción: son comunes los fórums donde todas las partes participan para aportar mayor contenido. Los cursos MOOC tienen la finalidad de que haya un aprendizaje continuo y constante de profesores, estudiantes y preparadores.

¿Cómo surgieron los cursos MOOC?

Los cursos tradicionales, con un método impartido únicamente por el profesor y de estricto carácter presencial dominaron el esquema por decenios. Sin embargo, comenzó a surgir la necesidad de nuevas alternativas. Fue así como David Wiley ideó el primer curso MOOC en la Universidad de Utah, para el año 2007.

La principal característica distintiva de los cursos MOOC planteado por Wiley era que se trataba de educación abierta: todos a distancia podrían acceder a ella, de forma simultánea. Esta conceptualización comenzó a expandirse, teniendo grandes números de inscritos en diferentes instituciones que siguen este modelo.

La popularidad de los cursos MOOC fue tal que en el año 2011 se rompió un récord: 160 mil personas fueron estudiantes de un único curso de inteligencia artificial en la Universidad de Stanford.

La rápida expansión de los cursos MOOC exigía una nueva respuesta por parte de las universidades. Así pues, Daphne Koller y Andrew Ng crearon Coursera, una plataforma apoyada en cuatro grandes universidades estadounidenses: Yale, Princeton, Michigan y Penn.

Los cursos impartidos a través de esta plataforma están avalados por esas universidades. Han seguido los pasos de Coursera el Harvard, Berkeley y el MIT, que funcionan con la plataforma MITx. Además de ellas, ocupan un lugar en la oferta otras plataformas como MiríadaX o FutureLearn.

Cursos MOOC: concepto, objetivo y consejos
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *