ERE

      No hay comentarios en ERE

¿Qué es un ERE?

Un ERE son las siglas de Expediente de Regulación de Empleo y es una medida que toman las empresas en tiempos de crisis. Cuando se da un ERE pueden haber tres posibilidades:

  1. Reducción de horas de trabajo
  2. Suspensión temporal del trabajo
  3. Despidos

Aunque popularmente se conoce el ERE por la tercera alternativa has de saber que también pueden tener lugar la reducción de horas y la suspensión del trabajo.

Nunca es un buen síntoma que una empresa abra un Expediente de Regulación de Empleo y aunque no siempre se llega a los despidos conviene ser consciente de las dificultades que atraviesa la empresa.

ERE

Tipos de ERE que existen

ERE de Reducción de Jornada

En este tipo de ERE la jornada laboral se ve reducida durante el periodo en que se especifica, esta medida puede ser para algunos o todos los trabajadores.

ERE de Suspensión

Se suspende los contratos de trabajo de algunos o todos los trabajadores durante un tiempo estipulado

ERE de Extinción

Este es el caso más grave y por el que todos conocemos la palabra ERE. El ERE de extinción supone el despido colectivo de los trabajadores.

En verdad los dos tipos anteriores los conocemos como ERTE, Expediente de Regulación Temporal de Empleo por lo que vamos a fijarnos en el ERE de Extinción para entrar a fondo en él.


ERE de extinción

Antes de la reforma laboral para proceder con un despido colectivo se necesitaba una autorización administrativa, esta exigencia ha sido eliminada, y por ende las empresas actualmente pueden determinar si llevan a cabo un ERE o no por si mismas.


Luego de esta reforma laboral los tribunales adquirieron la competencia de decidir cuándo existen causas justificadas para ajustar la plantilla de trabajadores siempre que este ERE sea impugnado por los trabajadores, sus representantes o la Autoridad Local.

¿Cuáles son las causas de los ERE?

Existen 4 causas que pueden dar origen a un ERE, a saber:

  1. Causas técnicas: Cuando existan cambios en los instrumentos o en los medios de producción.
  2. Causas organizativas: Cuando haya cambios que afecten o estén relacionados con los sistemas o lo métodos que utilice la plantilla para ejercer su trabajo; así como también, en el modo en el que se organiza la producción.
  3. Causas productivas: Cuando el mercado demande nuevos productos y servicios diferentes a los que se ofrecen actualmente.
  4. Causas económicas: Cuando la empresa tenga pérdidas actuales o previstas. Cuando su nivel de ingresos haya disminuido considerablemente; o sea, si en los 3 trimestres previos el total de ingresos ordinarios fue inferior al que registro en esos trimestres en el ejercicio del año anterior.

Pero ojo que estas causas por si mismas no tienen sentido, han de afectar a la plantilla. Por esto estas causas se deben dar en un periodo mínimo de 90 días en al menos:

  • 10 trabajadores si la empresa tiene menos de 100 trabajadores
  • 10% de trabajadores en empresas con entre 100 y 300 trabajadores
  • 30 trabajadores para empresas con más de 300 trabajadores

¿Cómo se lleva a cabo un ERE de extinción?

Para realizar un ERE de Extinción deber seguir este procedimiento:

  1. Se abre un período de consultas con los representantes sindicales de los trabajadores.
  2. Se presenta la memoria explicativa de las causas del despido y la documentación de la empresa a nivel fiscal y contable; igualmente, se acompañan los informes técnicos.
  3. Después de la comunicación la empresa puede notificar del despido a los trabajadores.
  4. Si hubiere impugnación del ERE la decisión deberá ser tomada por los tribunales.

El ERE de extinción y los derechos de los trabajadores

Cuando un trabajador se ve afectado por un ERE gozará de los siguientes derechos:

  • Impugnar el despido antes los tribunales. Esto lo puede hacer el propio trabajador o a través de sus representantes sindicales.
  • Recibir una indemnización por el despido. La negociación sobre este punto debe llevarse a cabo entre los representantes sindicales de los trabajadores y el empresario; sin embargo, la ley establece que la indemnización debe ser de al menos 20 días por cada año trabajado, pagado en 12 mensualidades como máximo. En los casos en que haya períodos de tiempo inferiores, se prorratearán por mensualidades.
  • Pedir una prestación de desempleo. Para poder optar a esta prestación deberá cumplir con los requisitos de cotización exigidos.
  • Ser introducido en un plan de recolocación.

Es importante mencionar que los empresarios suelen negociar con los trabajadores indemnizaciones más altas al mínimo de los 20 días establecido en la ley, normalmente entre 20 hasta los 33 días, esto con la finalidad de evitar que el ERE sea impugnado, ya que al empresario le resulta mucho más económico llevar a cabo un despido.

Si la empresa no puede sufragar el pago, este lo realizará FOGASA, el Fondo de Garantía Salarial, quienes tendrán en cuenta que la cuantía que conceda nunca superará el doble del salario mínimo interprofesional.

¿Cuáles son los posibles escenarios si se impugna un ERE en Tribunales?

Los tribunales que conozcan de la impugnación de un ERE pueden considerarlo:

  • Conforme a la ley.
  • Despido improcedente o nulo, en cuyo caso la indemnización dependería de cada caso en concreto y subiría iendo desde los 33 días hasta los 45 días por cada año trabajado.

Te puede interesar:

Todas las ventajas de empadronarse en Madrid

Cómo obtener la nacionalidad española por residencia

ERE
Evalúa este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *