Prestaciones por Incapacidad Permanente en el Régimen General


¿Qué se entiende por incapacidad permanente?

¿Qué es una incapacidad permanente? ¿Si disminuyó mi capacidad laboral tengo una incapacidad permanente parcial? Las respuestas a estas y otras preguntas, así como los requisitos exigidos según el tipo de incapacidad permanente las conocerás a fondo en este artículo.

Incapacidad PermanenteLa incapacidad permanente es la situación en la que se encuentra el trabajador cuando ha sido dado de alta médica por un tratamiento y presenta reducciones anatómicas o funcionales que son graves e inciden de manera tal que anulan completamente o disminuyen sustancialmente su capacidad laboral.

Ahora bien, es importante señalar que no se considera incapacidad permanente si existe alguna posibilidad de recuperación, así sea a largo plazo.

Actualmente existen prestaciones por discapacidad que de cierto modo buscan compensar los ingresos que el trabajador deja de percibir por la situación en la que se encuentra; sin embargo, depende del tipo y del grado de la discapacidad.

  Estas prestaciones que te mencionaremos están incluidas dentro del Régimen General y por tanto en la modalidad contributiva, es importante aclarar esto ya que también se contemplan otras que no son contributivas pertenecientes al Régimen Especial junto con la pensión de invalidez del Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez.

¿Cómo se gradúan las incapacidades permanentes?

La incapacidad permanente esta dividida en cuatro grados que ayudan a determinar el tipo de prestación según sea el caso, ya que se tiene en cuenta que al trabajador no siempre se le impedirá continuar ejerciendo su profesión.

Los grados son:

  1. Incapacidad permanente parcial para la profesión habitual
  2. Incapacidad permanente total para la profesión habitual
  3. Incapacidad permanente absoluta para todo trabajo
  4. Gran invalidez

Ahora te mostraremos en detalle cuáles son los requisitos para cada una de ellas, las cuantías previstas y cómo se puede hacer la solicitud incapacidad permanente.

⑴ Incapacidad permanente parcial para la profesión habitual

Este tipo de incapacidad permanente se refiere a cuando el trabajador no alcanza un grado total de incapacidad, pero su rendimiento normal para ejercer su profesión habitual se vio disminuido más de un 33%.

La parcialidad de esta incapacidad permanente se debe a que aún cuando el trabajador no está completamente imposibilitado y puede realizar tareas inherentes a su profesión su rendimiento disminuyó más una tercera parte.

¿Cuáles son los requisitos?

  • Debe estar afiliado y dado de alta en la Seguridad Social, aunque también puede encontrarse en situación asilada al alta.
  • No debe tener la edad prevista para acceder a la jubilación contributiva, en caso de tener la edad no debe reunir los requisitos para ser beneficiario de ella.
  • Si la incapacidad deviene de una enfermedad común deberá tener al menos 1800 días cotizados dentro de los últimos 10 años inmediatamente anteriores a la fecha en la que termina la incapacidad temporal de la que deriva la incapacidad permanente. Si la incapacidad deriva de un accidente, que puede ser o no laboral, o de alguna enfermedad profesional no se tomarán en cuenta las cotizaciones.

¿Cuantías para este tipo de incapacidad permanente?

En este caso la prestación es una indemnización única que se corresponderá con 24 meses de la base reguladora con la que se tomó como base de cálculo el subsidio de incapacidad temporal que derivó en la incapacidad permanente.

Es decir, es un pago único, cuya cantidad está sujeta a tributación.

En los casos en los que el trabajador no se hubiera encontrado en una situación de incapacidad temporal se tomará como base reguladora la que le hubiera correspondido en caso de que si se hubiera encontrado en una situación de incapacidad temporal previamente.

Incompatibilidades

No las tiene, esta prestación es compatible con cualquier actividad profesional, por cuenta propia o ajena, inclusive con las tareas y el trabajo que la persona estuviera desempeñando.

Solicitud incapacidad permanente parcial para la profesión habitual

Las solicitudes de este tipo de prestaciones deberán hacerse directamente en el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). La solicitud deberá presentarse el Modelo Oficial de Incapacidad Permanente acompañado de la documentación necesaria.

En caso de tener dudas o preguntas con respecto a la solicitud puedes dirigirte a los Centros de Atención e Información de la Seguridad Social; sin embargo, debes recordar que primero debes solicitar una cita previa a través del número de atención telefónica 901 10 65 70 o directamente a través de la Sede Electrónica de la Seguridad Social. Puedes leer esta guía para pedir cita en la Seguridad Social.

⑵ Incapacidad permanente total para la profesión habitual

Este tipo de incapacidad permanente se refiere a que el trabajador no puede ejecutar ninguna de las tareas de su profesión habitual o aquellas que son fundamentales para el desarrollo de su trabajo. En este caso no puede desarrollar actividades inherentes a su profesión habitual; sin embargo, no está imposibilitado para dedicarse a otra profesión diferente.

¿Cuáles son los requisitos?

  • Debe estar afiliado y dado de alta en la Seguridad Social, aunque también puede encontrarse en situación asimilada al alta.
  • No debe tener la edad prevista para acceder a la jubilación contributiva, en caso de tener la edad no debe reunir los requisitos para ser beneficiario de ella.
  • La cotización requerida para acceder a esta prestación dependerá de la edad del solicitante al momento de la solicitud, siempre que la incapacidad se derive de una enfermedad común. La cotización dependerá si el solicitante es mayor o no de 31 años.

¿Cuantías para este tipo de incapacidad?

Las cuantías para este tipo de incapacidad se calculan en función de la base reguladora que corresponda en cada caso, y a esta se le aplica un determinado porcentaje según la causa que ha originado la incapacidad.

  Ahora bien, el importe no podrá ser inferior al 55% de la base mínima de cotización para mayores de 18 años vigente en cada momento si la incapacidad es causa de una enfermedad común.

  Para el caso de los trabajadores mayores de 55 años, si se entiende que tienen dificultades para ingresar al nuevo mercado laboral, podrán solicitar un aumento del 20% de su prestación actual.

Un punto importante es que esta prestación es vitalicia mensual; sin embargo, si el trabajador tiene menos de 60 años puede solicitar el abono en un único pago a modo de indemnización que abarque todas las mensualidades que le corresponden en su caso tal y como se especifica a continuación:

Edad del trabajador Cantidad de mensualidades que le corresponden
Menor de 54 años 84
54 años 72
55 años 60
56 años 48
57 años 63
58 años 24
59 años 12

Incompatibilidades

No tiene incompatibilidades. Esta prestación es compatible con todo el salario que perciba, bien sea en la misma empresa o en una distinta, mientras no esté realizando funciones por las cuales se le otorgó la incapacidad permanente total.

Solicitud

Se hace de igual manera que la solicitud incapacidad permanente parcial. Te recomendamos ir mas arriba a incapacidad permanente parcial donde encontraras el enlace hacia la guía para pedir una cita previa.

⑶ Incapacidad permanente absoluta para todo trabajo

En este tipo de incapacidad permanente el trabajado está imposibilitado de realizar cualquier profesión u oficio y, por ende, inhabilitado para trabajar.


¿Cuáles son los requisitos?

  • Debe estar afiliado y dado de alta en la Seguridad Social, aunque también puede encontrarse en situación asimilada al alta y la de no alta.
  • No debe tener la edad prevista para acceder a la jubilación contributiva, en caso de tener la edad no debe reunir los requisitos para ser beneficiario de ella.
  • Las cotizaciones requeridas únicamente se tomarán en cuenta si la incapacidad permanente deriva de una enfermedad común y dependerá de la edad del solicitante.
  • En casos de enfermedades o accidentes profesionales no se tendrán en cuenta los días de cotización.

¿Cuantías para este tipo de incapacidad?

Se trata de una pensión vitalicia y los importes que percibirá el interesado se calcula al aplicar un porcentaje a la base reguladora que tiene carácter general y es del 100%.

  En los casos que la incapacidad se devino de una accidente o enfermedad profesional, la pensión podrá aumentar de un 30% a un 50% en determinados casos.

El pago de estos importes es mensual. En los casos de la incapacidad permanente derivada de una enfermedad común se abonarán en 14 cuotas; sin embargo, si deriva de un accidente laboral o enfermedad profesional se percibirán 12 mensualidades por estar prorrateadas las pagas extraordinarias.

Incompatibilidades

Ser beneficiario de una prestación de este tipo no impide que el trabajador realice actividades que sean compatibles con su estado de salud, aunque perciba una remuneración; sin embargo, estas actividades no pueden representar cambios en su capacidad laboral. En caso de que realice algún trabajo, tiene que darse de alta en la Seguridad Social y deberá comunicarlo a la brevedad posible.

Solicitud

En la solicitud debe presentarse el Formulario de Solicitud de Incapacidad Permanente acompañado de toda la documentación requerida en el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) o en cualquiera de los Centro de Atención e Información.

Gran invalidez

Se habla de gran invalidez cuando el trabajador tiene una incapacidad permanente absoluta para todo trabajo; pero, además necesita una persona que le asiste en las tareas cotidianas y básicas, como por ejemplo: para vestirse o comer.

¿Cuáles son los requisitos?

Para la ser beneficiario de la prestación de gran invalidez en el Régimen General el trabajador debió ser declarado en situación de incapacidad permanente absoluta y además debe reunir los siguientes requisitos:

  • Debe estar afiliado y dado de alta en la Seguridad Social, aunque también puede encontrarse en situación asimilada al alta.
  • No debe tener la edad prevista para acceder a la jubilación contributiva, en caso de tener la edad no debe reunir los requisitos para ser beneficiario de ella.
  • Las cotizaciones requeridas únicamente se tomarán en cuenta si la incapacidad permanente no difiere de las otras prestaciones. Solo se exige en los casos en que la incapacidad permanente deriva de una enfermedad común o un accidente no laboral y, además, se tendrá en cuenta la edad del solicitante.
  • En casos de enfermedades o accidentes profesionales no se tendrán en cuenta los días de cotización.

¿Cuantías para este tipo de incapacidad?

En la prestación correspondiente a la Gran Invalidez el importe es el mismo de la incapacidad permanente absoluta más un incremento en la cuantía, por cuando necesita tener una persona que lo asista en las tareas cotidianas, y a quien hay que remunerar.

Incompatibilidades

Ser beneficiario de una pensión por gran invalidez no impide que la persona realice actividades que sean compatibles con su estado de salud, aunque perciba una remuneración; sin embargo, estas actividades no pueden representar cambios en su capacidad laboral.

Solicitud de incapacidad permanente Gran Invalidez

Para solicitar esta prestación el interesado deberá presentar el Modelo Oficial de Solicitud acompañado de la documentación requerida en las oficinas del Instituto Nacional de la Seguridad Social. El Instituto Social de la Marina (ISM) será el encargado de abonar las cuantías en los casos de enfermedad común o accidente no laboral.

Del mismo modo, está habilitado la línea de atención telefónica para cualquier duda que puedan tener los interesados. El número de teléfono es 901 10 65 70.

Evaluación, calificación y revisión de incapacidad permanente

Como hemos mencionado antes, el Instituto Nacional de la Seguridad Social es el organismo encargado de evaluar, calificar, revisar y reconocer una incapacidad permanente o no.

  Puedes ver aquí más info sobré los tipos de incapacidad laboral reconocidos por INSS y las diferencias entre la incapacidad permanente y la incapacidad temporal

El INSS emitirá una resolución en la que constará el reconocimiento de una incapacidad permanente y además se indican los plazos a partir de los cuales el expediente del beneficiario está disponible para una revisión.

Esta revisión puede darse por alguno de los siguientes supuestos:

  1. Que la persona lleve a cabo trabajos por cuenta ajena o propia.
  2. Que haya un error en el diagnóstico.
  3. Que el estado de salud de la persona empeore.
  4. Que se refleje una mejoría, en cuyo caso el beneficiario dejará de serlo; sin embargo, podrá solicitar el subsidio por revisión de expediente de mejoría de una invalidez si cumple con los requisitos exigidos para esto.

¿Qué pasa después de una revisión por incapacidad permanente?

Pueden tener lugar uno de estos tres supuestos:

  • Que la incapacidad se extinga y como consecuencia de ello la prestación que le fuera asignado al beneficiario.
  • Que el grado de la incapacidad permanente sufra una modificación en su grado que incidirá a su vez en la prestación correspondiente.
  • Que se confirme que efectivamente la persona tiene el grado de incapacidad permanente que se le ha reconocido.

¿Son compatibles la pensión de jubilación e incapacidad permanente?

  El importe que cobra el beneficiario con motivo de incapacidad permanente pasa a llamarse pensión de jubilación cuando este haya cumplido los 65 años.

  En los casos de incapacidad permanente absoluta y gran invalidez que pasen a pensión de jubilación no le serán aplicadas retenciones correspondientes al Impuesto de la Renta de las Personas Físicas.

¿Qué documentación necesito presentar?

Junto con el Modelo Oficial de solicitud de una Incapacidad Permanente debes acompañar la siguiente documentación:

✓ Para todos los casos:

  • Identificación del solicitante, del representante legal si lo hubiera y de todas las personas que figuran en la solicitud. Se deberá mostrar el DNI de todos ellos, en el caso de españoles, y para los extranjeros el pasaporte o documento de identidad vigente en su país de origen y el NIE.
  • Si el solicitante está siendo representado legalmente, tiene nombrado un tutor o es un menor emancipado deberá mostrar la documentación que acredite su cualidad.

✓ En los casos de incapacidad permanente derivada de una enfermedad común o accidente no laboral se deberá consignar la siguiente documentación:

  • El justificante de pago si el solicitante está obligado al pago de las cotizaciones durante el período en el que se produjo la incapacidad.

✓ En los casos de incapacidad permanente que se derivó de una enfermedad o accidente laboral se debe aportarse la siguiente documentación:

  • Parte administrativo en el que se especifique el tipo de enfermedad o accidente laboral que padece el solicitante.
  • Certificado emitido por la empresa en el que consten los salarios reales percibidos por el trabajador durante el año anterior.

☟ Otros documentos

  • Historial médico o Informe de la Inspección Médica del Servicio Público de Salud de la Comunidad Autónoma del domicilio del solicitante.
  • Actas de Registro o Libro de familia en la que se justifique el parentesco del solicitante.
  • Certificado de acogimiento familiar.
  • Tarjeta de residencia o certificado de empadronamiento para los extranjeros. Esta documentación puede exigirse en algunos casos.
  • Certificado emitido por el Registro Civil competente donde se certifique el caso de abortos de más de seis meses de gestación o hijos fallecidos dentro de las primeras 24 horas de vida.
  Es importante que recuerdes que toda la documentación deberá presentarse en original y fotocopia, a excepción de los documentos de identidad, los cuales solo bastará con mostrarlos.


Enlaces de interés

Centros de Atención e Información de la Seguridad Social
Seguridad Social – Incapacidad Permanente

Prestaciones por Incapacidad Permanente en el Régimen General
Evalúa este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *