Incapacidad Permanente Absoluta


Por incapacidad permanente absoluta se entiende la negación por completo al trabajador para ejercer cualquier profesión u oficio.

Incapacidad permanente total

Incapacidad permanente absoluta requisitos

Independientemente de las circunstancias que hayan dado origen a la incapacidad permanente absoluta, si la persona, que incluida en el régimen general de la Seguridad Social, se le haya reconocido tal condición de incapacidad permanente absoluta o invalidez absoluta deberá reunir estos requisitos:

  • Deberá estar afiliado y en situación de alta en la Seguridad Social o en situación de no alta.
  • No haber cumplido la edad requerida para acceder a la jubilación o no reunir los requisitos para ella, siempre que la contingencia derive de situaciones comunes.
  • Tener cubierto un periodo previo de cotización cuando el origen de la incapacidad permanente absoluta es una enfermedad común o si deriva de un accidente no laboral y la persona no está en situación de alta ni asimilada al alta.
Es importante mencionar que cuando la incapacidad permanente absoluta devenga como causa de un accidente laboral, los trabajadores se considerarán afiliados de pleno derecho y en alta, aún cuando el empresario no haya cumplido con sus obligaciones.

Incapacidad permanente absoluta por enfermedad común o accidente no laboral

Si la incapacidad permanente absoluta deriva de una enfermedad común en un trabajador menor de 31 años en situación de alta o asimilada al alta, el periodo genérico de cotización será la tercera parte del tiempo transcurrido entre la fecha en la que cumplió los 16 años y en la que ocurrido el hecho que causó la incapacidad.

  • En este caso no se exige un período específico de cotización para declarar la incapacidad permanente absoluta.
Ahora bien, si por el contrario el trabajador es mayor de 31 años deberá cumplir con los siguientes requisitos en los períodos de cotización para que la incapacidad permanente absoluta sea declarada, a saber:

  • Periodo específico de cotización: Se trata de un quinto del período de cotización exigible, debe estar comprendido en los 10 años inmediatamente anteriores al hecho que ocasionó la incapacidad o a la fecha en la que cesó la obligación de cotizar, si está en una situación de alta o asimilada sin obligación de cotizar.
  • Periodo genérico de cotización de un cuarto del tiempo transcurrido entre la fecha en que el trabajador cumplió los 20 años y la fecha del hecho que causó la incapacidad permanente absoluta, este periodo debe se al menos de 5 años.

Para declarar esta incapacidad a un trabajador en situación de no alta, debido a una enfermedad común o accidente no laboral, será necesario como periodo específico de cotización → 3 años en los últimos 10 años y como período genérico de cotización → 15 años.

¿Cuándo el hecho causante de la incapacidad permanente absoluta es reconocido?

Cuando la incapacidad permanente absoluta aparece al extinguirse la incapacidad temporal que le dio origen, por alta médica con propuesta de incapacidad permanente o por terminación del plazo, se entiende que el hecho del cual deriva la incapacidad permanente absoluta se produjo en la fecha de la extinción de la incapacidad temporal.

Al momento de la fecha de la calificación se fijan los efectos económicos; sin embargo, podrán retrotraerse a la fecha en la que se agotó el subsidio por incapacidad temporal si la cuantía recibida con motivo de la pensión por incapacidad permanente sea superior al subsidio que se venía percibiendo. Ahora bien, no habrá retroactividad en ningún caso, si el trabajador estaba en atraso de la calificación.

Si la incapacidad permanente no deriva de una incapacidad temporal o está se extinguió

En este caso, se entra como fecha de origen la emisión del dictamen-propuesta del EVI (Equipo de Valoración de Incapacidades) y en esta misma fecha se fijarán los valores económicos.

Si la incapacidad permanente se produce en situación de no alta ni de asimilada al alta

En este supuesto se tendrá como fecha de ocurrencia el día de la solicitud y en este mismo día se fijarán los efectos económicos.

  Puedes ver las aclaraciones sobré todos los tipos de incapacidad, o sobre qué se considera incapacidad permanente parcial y qué se considera gran invalidez dando clic en los enlaces.


Incapacidad permanente absoluta beneficios – Cuantía

En los casos de la pensión por incapacidad permanente absoluta beneficios, la cuantía será del 100% de la base reguladora; sin embargo, en los casos de enfermedades profesionales y accidentes de trabajo será el resultado de aplicar las siguientes bases reguladoras según sea el caso:

  • Las pensiones se incrementarán dependiendo de la gravedad de la falta desde un 30% a un 50% si la lesión fue producida por maquinarias, artefactos o se produjo en instalaciones centros de trabajo o lugares que no cuenten con los dispositivos de precaución y seguridad reglamentarios, o estén en malas condiciones o simplemente no se les de el correcto y adecuado uso según las normas de seguridad e higiene en el trabajo, así como también las medidas elementales de salubridad y adecuación personal a cada trabajo → En estos casos el recargo caerá definitivamente en el empresario infractor.
  • Si el trabajador cumple con la edad requerida para jubilarse y obtenga la pensión de incapacidad permanente total, originada por contingencia común, porque no cumple con los demás requisitos exigidos para la pensión de jubilación, el porcentaje corresponderá al periodo mínimo de cotización establecido en cada momento para la pensión de jubilación. Actualmente, hablamos de un 50% aplicable a la base reguladora.
  • En los casos de las pensiones derivadas u originadas por enfermedades comunes o accidentes no laborales los abonos serán en 14 mensualidades, una por cada mes y dos pagas extraordinarios. En aquellos casos en los que el trabajador está impedido de realizar cualquier trabajo, como consecuencia de una enfermedad común, tiene una base de cotización de 1.500 euros y percibirá 21.000 euros anual.
  • En el caso de las pensiones originadas por enfermedades profesionales y accidentes de trabajo el abono es mensual durante 12 meses y los pagos extraordinarios están distribuidos en cada cuota mensual. En este caso un trabajador que percibía 1.800 euros mensuales percibirá anualmente 21.600 euros.

Incapacidad permanente absoluta – Base reguladora

Para calcular la incapacidad permanente absoluta según los requisitos de la base reguladora y el importe de la pensión de incapacidad permanente total es necesario la aplicación de un porcentaje a la base reguladora. Ahora bien, a continuación veremos los diferentes escenarios:

  • Incapacidad permanente absoluta derivada de enfermedad común: si el beneficiario se encuentra en situación de alta, asimilada al alta o en situación de alta la cuantía se calculará del mismo modo que la incapacidad permanente total derivada de enfermedad común.
  • Incapacidad permanente absoluta derivada de un accidente no laboral: si el beneficiario está en situación de alta o asimilada al alta las reglas de cálculo serán las mismas utilizadas en los casos de incapacidad permanente total originada por un accidente no laboral.
    • Si el beneficiaría, por el contrario se encuentra en situación de no alta las bases de los 24 meses previos al accidente no laboral se computan en su valor nominal, mientras que las bases restantes serán actualizadas según el IPC a partir del mes que corresponda hasta el mes anterior a los que inicie los 24 meses mencionados anteriormente.
    • Durante este periodo, es importante destacar, que si existiesen meses en los cuales no hay obligación de cotizar, estas se integrarán con la base mínima de cotización del Régimen General vigente en cada momento para trabajadores mayores de 18 años.
  • Incapacidad permanente absoluta originada por enfermedad profesional o por accidente de trabajo: en este caso la base reguladora será calculada en función de los salarios reales y se tomará como regla para el cálculo las mismas utilizadas en los casos de incapacidad permanente total derivadas de estas mismas contingencias.

Preguntas frecuentes

Trabajar con una incapacidad permanente total absoluta

Sí, es posible compatibilizar el trabajo con la pensión por incapacidad permanente total absoluta, no importa que la actividad que efectúe el beneficiario sea lucrativa o no, siempre y cuando no existan un cambio en la capacidad de trabajo a efectos de revisión, que bien podría realizar y llevar a cabo la entidad correspondiente sobre la incapacidad permanente total absoluta previamente reconocida.

Es importante mencionar las cotizaciones a la Seguridad Social durante la incapacidad permanente total absoluta reconocida no implica una reducción de la prestación recibida, lo que significa que trabajar con incapacidad permanente absoluta beneficios si se compagina con la prestación.

Sin embargo, esta prestación por incapacidad permanente total absoluta no es compatible con la pensión por jubilación.

¿Quién gestiona la incapacidad permanente absoluta?

Las indemnizaciones por incapacidad permanente total son gestionadas por el Instituto Nacional de la Seguridad Social, en el caso de los trabajadores amparados por el Régimen Especial del Mar el organismo encargado es el Instituto Social de la Marina.

¿Quién hace los abonos?

Estos abonos son efectuados por el instituto Nacional de la Seguridad Social o por el Instituto Nacional de la Marina, según sea el caso, cuando la incapacidad permanente haya sido causada por un accidente no laboral o por una enfermedad común.

En los casos en los que la incapacidad permanente total sea producto de una enfermedad profesional o de un accidente laboral el abono es realizado por el INSS o la Mutua Colaboradora con la Seguridad Social, dependiendo de quien tenga suscrita la póliza.

¿Se debe declarar las cantidades percibidas por incapacidad permanente en el IRPF?

No, no se tiene que declarar sobre estos importes, ya que las pensiones por incapacidad permanente total absoluta están exentas de retenciones del Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas.

Incapacidad Permanente Absoluta
Evalúa este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *