Jubilación por incapacidad: aclarando dudas


En esta oportunidad, decidimos profundizar en un tema legal que tiende a confundir a muchos interesados, por que se manejan términos y situaciones tan técnicas, que preferimos explicarte mediante ejemplos claros cómo llegar, en caso de necesitarlo, a una jubilación por incapacidad.

Además te daremos a conocer bajo qué condiciones es posible tener este tipo de pensión, y qué requisitos deben reunirse para poder cobrarla. A continuación, explicaremos qué sucede en cada situación particular:

jubilación incapacidad

Llegar a la edad de jubilación cuando ya eres pensionista por incapacidad permanente

Surge la duda por saber cual pensión cobrarán: la de incapacidad o la de jubilación, a aquellos que ya tenían una pensión por incapacidad permanente y que llegan a la edad de jubilación, por lo que, para salir de dudas, la pensión que se mantiene es la de incapacidad permanente.

Dependiendo del caso, podría ser beneficioso para el jubilado como también podría ser una desventaja, tal es el caso de un trabajador que haya tenido una base de cotización elevada durante todo su desempeño laboral, resultando un monto por jubilación igualmente elevado, pero que deberá mantener la pensión por incapacidad, lo que le generará grandes pérdidas.

El único cambio que hay, es que a nivel legal se produce un cambio de nombre de la pensión.

Hay que conocer qué dice la ley respecto la jubilación por incapacidad para evitar malinterpretaciones: → por un lado se nos dice que si una persona llega a recibir dos pensiones incompatibles, esta persona deberá elegir una de ellas, siendo esto muy favorecedor ya que la persona pensamos que elegirá la mas beneficiosa; → pero por otro lado, la ley menciona que cuando un beneficiario de pensión por incapacidad permanente llega a la edad de jubilación (67 años), se produce un cambio de denominación a pensión de jubilación, sin modificar las condiciones de la pensión.

Como podemos ver, la ley tiene como regla especial el caso de jubilación por invalidez, así que el monto a percibir no se acomoda a la decisión de la persona a jubilarse.

  En este caso, como sugerencia, creemos necesario que antes de iniciar un proceso de invalidez, evalúes si es mejor esperar a la jubilación en términos normales (en caso de que te quede poco tiempo para jubilarte) o hacer el trámite para la pensión por incapacidad permanente, para que de esta forma salgas realmente beneficiado económicamente en caso de altas cotizaciones.

Para asegurarte la cantidad de la pensión de jubilación, realiza un simulacro en la página de la Seguridad Social haciendo clic ☞ aquí 

Obtener una incapacidad permanente aunque no se tenga derecho a jubilación

En este caso, una persona ya alcanzó la edad reglamentaria para la jubilación (>67 años) pero no reúne los requisitos para obtener la pensión por jubilación, por ende, esta persona podría recurrir a solicitar el derecho a una pensión por invalidez.

Es posible obtener esta jubilación por incapacidad, siempre y cuando se reúnan todos los requisitos de la incapacidad, asumiendo una cuantía resultado de aplicar a la base reguladora el porcentaje mínimo que se establece para la jubilación, siendo el 50% lo mínimo para 15 años cotizados.


Obtener una incapacidad permanente teniendo pensión por jubilación

En este caso, la persona ya es beneficiaria de una pensión por jubilación y solicita el derecho a una incapacidad permanente. En esta situación de jubilación por incapacidad deben tenerse en cuenta dos supuestos:

  • Los hechos causantes antes de 22.3.2006
  • Los hechos causantes después de 22.3.2006

A ver, queremos que entiendas de que se trata todo esto, por eso vamos a profundizar solo un poco para que conozcas mejor cómo es el procedimiento para avanzar en este caso, para esto, primero debemos saber a que se refieren los hechos causantes.

Generalmente, el hecho causante de la pensión por jubilación es cuando la persona llega a la edad establecida para la jubilación (67 años) y cese en el trabajo, mientras que el hecho causante de la incapacidad permanente es la fecha del dictamen del EVI, a partir de cuando el pensionista cobra la pensión por incapacidad.

Los hechos causantes antes de 22.03.2006

Para aquellas personas que ya eran pensionistas de jubilación, no se podían percibir una pensión por incapacidad permanente, a menos que:

  • La incapacidad permanente fuese derivada de enfermedad profesional o un accidente de trabajo
  • Supuestos de jubilación flexible y jubilación parcial

Los hechos causantes después de 22.03.2006

En estos casos, se hace una separación por edades de los beneficiarios de la pensión por jubilación:

Para aquellos que no han alcanzado todavía la edad legal de jubilación, si el jubilado no había alcanzado 65 años para la fecha del hecho causante de la incapacidad permanente, este puede ser beneficiario de la pensión de incapacidad permanente.

En este caso existen varias opciones:

  • El pensionista de jubilación anticipada, puede beneficiarse de una pensión por Incapacidad Absoluta o Gran Invalidez solamente si después de haberse jubilado no ha vuelto a trabajar más y si cumple con los requisitos solicitados por este tipo de pensiones. En el caso en que haya realizado algún trabajo después de haberse jubilado podrá obtener solamente la pensión de incapacidad permanente en cualquier grado.

  • El pensionista de jubilación flexible que no ha cumplido los 65 años, puede beneficiarse de la pensión por incapacidad permanente a cualquier grado.

  • El pensionista de jubilación parcial que no ha cumplido los 65 años tiene derecho a beneficiarse de cualquier incapacidad permanente si cumple con los requisitos requeridos.

  Puedes leer también sobre otros tramites realizados en INSS y sobre que es la jubilación total y como obtenerla

Aquellas personas con edad mayor a la necesaria para la jubilación (más de 67 años), si el jubilado ya haya cumplido 65 años de edad para la fecha del hecho causante de la invalidez, podrá acceder a cualquier prestación de incapacidad permanente cuando ésta se derive de contingencias profesionales, no por contingencias comunes.

Jubilación por incapacidad: aclarando dudas
Evalúa este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *